miércoles, 17 de febrero de 2016

INTIMIDADES DE RUBÉN DARÍO Por J. Esteban Buñols*


──────────Ω ──────────


──────────Ω ──────────

          Cuando comenzaron a despertar en mí las aficiones literarias, siendo yo muy joven, eran mis autores favoritos Luis Bonafoux, Leopoldo Alas y Rubén Darío, y muy particularmente este último, cuyos versos y cuentos tan delicados y  exquisitos, de puro sabor parisiense, le habían dado gran popularidad en toda América, considerándosele un prodigio de las letras, primero en Nicaragua, donde nació en una aldea bastante humilde, llamada Metapa, de la cual pasó niño a la ciudad de León. En ésta escribió los versos que lo apellidaron el Cisne de América, no sin causar ellos una revolución literaria.

     Nunca pensé conocer personalmente a Rubén Darío y me lo imaginaba un ser apolíneo, por sus facciones, esbeltez, blancura y refinadas maneras, codeándose en aristocráticos salones con duquesas y marqueses y otra gente del gran mundo, apurando exquisitos vinos, en medio a la crujientes sedas, sonoridades de abanicos que se abren y  se cierran, en cuyo país artistas famosos habían pintado paisajes versallescos, perlas y  brillantes, bajo el derroche de luz de arañas de cristal. Todo esto en París.

     El tiempo transcurría y seguía siempre  admirando a Rubén Darío. Leía y releía sus versos y  cuentos y cada vez me sentía más atraído hacia tan raro y celebrado autor, de quien la crítica no acertaba a comprender cómo un hijo de Nicaragua, en plena adolescencia, antes de salir de allí, ya había producido versos dignos del más refinado de los poetas franceses y lo cual no lograban poetas españoles residentes por años en París aspirando a calzarse el coturno de un Alfredo de Musset.

     Era el año de 1907, si mal no recuerdo. Me encontraba en Nueva York como Canciller del Consulado General Dominicano, siendo el Cónsul General el poeta Fabio Fiallo, muy amigo de Rubén Darío, y con quien sostenía correspondencia. Mi amor a las letras, no sé por qué, se había disminuido –me refiero a las puramente literarias— prefiriendo la prosa de índole didáctica; pero siempre venía a mí mente el recuerdo de Rubén Darío, con sus cuentos primorosos como La Muerte de la Emperatriz de la China, La Ninfa, y la crónica sobre el entierro de Castelar, “lengua y gesto de su raza”, y aquellos versos como El Faisán, Blasón, Era un Aire Suave y La Princesa Está Triste, hechos de seda, de perfumes, de rayos de luna y burbujas de champaña; sí, Rubén Darío no se apartaba de mi mente y lo consideraba como la encarnación de su propia poesía.

     El consulado se encontraba situado en un viejo caserón de cinco pisos, en Broadway, casi frente al poderoso edificio del Standard Oil. Consistía en dos cuartos, uno de oficina para el Cónsul y el otro de despacho de los asuntos consulares para el Canciller, y ambos se comunicaban por una puerta de cristal opaco. Una tarde, que voy  a hablar con el Cónsul, no bien empujo la puerta, siento una resistencia,  y ya medio abierta, me dice Fiallo, en voz baja, que no pasara porque Rubén Darío, completamente ebrio, dormitaba sobre el sofá de terciopelo rojo, y lo velaba para cuando estuviera en condiciones llevarlo a su casa en automóvil. Pude ver por primera vez, al poeta de mis ilusiones juveniles, al Cisne de América, allí tendido, de macizo cuerpo, color amulatado, facciones más bien toscas  y un tanto abotagadas por el alcohol. Fue un golpe de rápida vista y la puerta quedo cerrada con gran misterio.

     No bien transcurrieron algunas semanas, cuando una mañana suena el teléfono del Consulado. Es Rubén Darío que tiene urgencia de hablar con Fabio Fiallo, quien se pone al punto el auditivo al oído para escuchar con avidez. Tan pronto termina, me dice: “Rubén Darío tiene necesidad de que lo vea sin pérdida de tiempo, porque se encuentra en un trance que me hace gracia”.

     Existía en Nueva York una alegre casa de citas, muy conocida  y costosa, que llamaban One, Two, Three, precisamente porque el 123 era el número de la casa. Se encontraba en los alrededores del Times Square, distrito de los teatros y de mucha animación a todas horas del día y de la noche. Entró Rubén Darío solo a dicha casa, pasadas las once de la noche, cuando comenzaban a visitarla algunas coristas de las comedias musicales entonces en boga –tales como Modelos Parisienses, Los Alegres Solteros y La Reyna del Molino Rojo— y otras vendedoras de caricias, quienes al transitar por la calle, parecían damas de la alta sociedad. La apariencia de Darío era la de un príncipe hindú y sólo le faltaba el turbante. Era un parroquiano a quien había que prestarle especial atención y así lo comprendió la dueña de la casa. Fue presentado al punto a varias de las muchachas allí reunidas, jóvenes, bellas y rubias las más. Entonces no había restricciones en Nueva York para rendirle culto a Venus, diosa perseguida a veces por la policía a nombre de la moralidad, pero siempre triunfante  y demostrando que dirige los destinos del mundo. Encerrado en una de las habitaciones de lujo, rodeado de varias de las muchachas en trajes vaporosos tras los cuales se veían sus cuerpos blancos y esculturales, tentadores, Darío se creería un Sultán en su harén, pensando en la Noche de la Fuerza que existió en Turquía en que había que dar prueba de virilidad, y las botellas de champaña se sucedían unas después de otras en medio a las caricias. Las paredes de la habitación, revestidas de espejos, reproducían las escenas y  las multiplicaban a la luz de un verde pálido y sólo faltaba que del cielo raso llovieran rosas, muchas rosas, que el poeta sin duda se las imaginaba, él que soñaba con Los Cuentos de las Mil y Una Noches.

     Al mediodía siguiente Darío despertaba. Todo había pasado como en un sueño y volvió a la realidad cuando la dueña de la casa se le presentó con la cuenta, bastante crecida, no teniendo Darío consigo lo suficiente para pagarla. En vano trató de que la dueña de la casa fu era amable y esperara hasta por la tarde cuando él regresaría a dejarla cumplida, explicando quién era él y las relaciones que tenía en la ciudad. Nada, que uno de sus amigos valiosos viniera a pagar la cuenta y entonces quedaría en libertad. Pensó que nadie mejor que su hermano en lo azul, el poeta Fiallo, comprendería su situación sin censurarlo, y lo redimiría. Y así fue, pero no sin mediar en el rescate el Cónsul de Nicaragua.

     Noches después, en lujoso palco de la Opera Metropolitana, estaban Rubén Darío y  Fabio Fiallo, a quien aquél había invitado, oyendo La Tosca, en que cantaba el célebre tenor Caruso. Y la mirada de Darío se extasiaba en ver por sus binóculos, cuando se iluminaba el teatro en los entreactos, la hilera de palcos que parecían canastillos de flores, las gargantas blancas con los collares de brillantes y los caballeros de rigurosa etiqueta que era la clases de gente que él amaba, porque aquella de malas trazas mantenían sus entusiasmos mudos, y según solía repetir prefería que le dijeran todo en la vida, menos que era pobre, porque él siempre se consideró millonario, por lo menos en su mundo interior, poblado de grandezas y de ensueños.

     Pasaron los meses y como que me había olvidado de Rubén Darío, cuando una tarde, frente al Hotel Astor, me dice Fiallo: “Vamos a saludar a Rubén Darío, quien se encuentra hospedado en este hotel, de paso para Madrid, a donde va a presentar credenciales de Ministro de Nicaragua, y desea verme”.

     Después de anunciarnos, subimos por el ascensor al piso de su habitación precisamente en momentos en que el Secretario de Darío le hacía el nudo de la corbata, preparándose para hacer una visita ya anunciada. No bien vio a Fiallo, mostró mucho regocijo; pero pude observar que Darío se tambaleaba. Estaba bajo la influencia del alcohol. Confirmé que era más bien alto de estatura, fuerte, facciones toscas y de raza nada blanca y sí de una mezcla de mulato o indio. Él decía que tenía las manos de marqués, pero sangre de indio chorotega. Ya hecho el nudo de la corbata, se plantó Darío delante de Fiallo y le preguntó si debía o no hacer la visita. Fiallo comprendió que en su estado de embriaguez, no debía tener lugar la visita, y con diplomacia le persuadía que se quedara conversando entre nosotros. Entonces Darío se le encaró a Fiallo y le dijo: “Pues voy a la visita”. No se le podía contrariar y Fiallo se inclinó a su parecer. Se pone Darío a reflexionar y exclama: “Ya no voy a la visita y  me quedo con ustedes conversando”. Se sentó, medio somnoliento, a una mesa sobre la cual había algunas cuartillas y libros, y dijo que estaba concibiendo una poesía Seminola y deseaba que Fiallo le fuera buscar un disco de fonógrafo que tenía impresa la música de ese canto que quería oír para inspirarse. Fiallo le dijo que como era sábado, pasadas las seis de la tarde, ya los establecimientos estaban cerrados. Darío insistía y recitaba algunas de las estrofas de la poesía en preparación y luego hablaba de mitología y otras cosas de arte. Lo encontraba muy interesante y era de lamentarse su estado de embriaguez. Pude notar realmente que tenía sus manos finas, y que su alma encerraba muchas delicadezas. Fiallo lo miraba con una mezcla de admiración, cariño y lástima. “Aprovecho esta ocasión, le dijo, para pedirte que le dediques uno de tus libros a Jacinto B. Peynado de Santo Domingo, que tanto te admira y se sabe muchas de tus poesías y las recita entre sus amigos”. Extendió Darío la mano y cogió un ejemplar de Cantos de Vida y Esperanza y escribió en él la dedicatoria solicitada, poniendo antes de la fecha Océano Atlántico en vez del Hotel Astor o New York, donde nos encontrábamos, sin duda porque él pensaba que estaba navegando rumbo a España, en dicho Océano, bajo el mareo que le producía el alcohol.

     Nos despedimos, dejando a Darío sumido en un gran sopor, y fue la última vez que lo vi en vida.

     Ya no estaba yo en el servicio consular. Andaba como agente viajero por Centro y Sur América, perdiendo el contacto de hombres de letras hispanoamericanos que había conocido en Nueva York como Bolet Peraza, Zumeta, Chocano, Jacinto López, etc. En mi itinerario figuraba Nicaragua, la tierra de Rubén Darío, y al pisarla vuelve de nuevo a ocupar mi mente el Cisne de América, y no bien llego a León, visito la Catedral donde se encuentra enterrado, en la nave principal, en un mausoleo que custodia un león de mármol.

     Recuerdo que doña Fidelina de Castro, esposa de don Chico de Castro, Ex Ministro de Hacienda del extinguido gobierno de Zelaya, residía en León, y en Guatemala me había ofrecido su casa para que los visitara cuando llegara a aquella ciudad. Ellos fueron muy amigos íntimos de Darío desde la niñez  y conservaban muchos recuerdos del célebre poeta. La visita la hice un domingo en la tarde. Nos encontrábamos reunidos en la galería de la casa que da al patio y se me obsequiaba con un refresco de granadilla, que gustaba mucho al poeta. La conversación giraba sobre él y evocaban las temporadas que pasaron en su compañía en un lugar de mar nicaragüense llamado Escardón (“El Cardón”), si mal no recuerdo. Allí estuvo con ellos la niña Margarita Debayle, a quien escribió Darío aquella poesía que se ha hecho tan popular. Mas luego fui presentado a Margarita, ya una señorita bastante crecida. Doña Fidelina me mostraba abanicos de seda en los cuales había escrito Darío sonetos a ella y cartas desde París. Me decía qué fino y delicado era Darío, qué conversación tan amena, con sus conocimientos de la Mitología, la historia de los reinados de Francia, los nombres de las flores, de los perfumes y de las comidas y vinos exquisitos, y sus maneras de mesa tan elegantes, y su pulcritud en el vestir y su buen corazón. Don Chico de Castro y el doctor Luis Debayle, que fueron sus compañeros de escuela, se dieron cuenta al comenzar a escribir, siendo niño, que sería un gran poeta de América, mostrándome don Chico una poesía muy ingeniosa de Darío que le dirigió en la tierna edad, en solicitud de un préstamo. “Qué lástima –exclamó doña Fidelina— que el vicio del alcohol lo hubiera dominado. Me parece ahora estarlo viendo, sentado en ese banco de piedra del jardín, quizá meditando alguna de sus poesías, mientras un alcaraván le pasaba por delante con sus pasos misteriosos. ¡Y que impresión le hacía el alcaraván!” En ese instante vi un alcaraván salir del jardín, atravesar la galería y perderse en las habitaciones interiores de la casa, dando zancadas, con su cuello largo, alas blancas y  negras y resto del cuerpo rojo.

     Y yo con gran interés escuchaba todo lo que me refería doña Fidelina, quien traía a su memoria los últimos días del malogrado poeta y amigo. Muy enfermo, llegó Darío a León, viniendo de la ciudad de Guatemala, donde se encontraba por cuenta del Presidente Estrada Cabrera, que solía proteger a los poetas cortesanos hispanoamericanos. Sucedió que Darío, mal de salud y desprovisto de recursos, se encontraba en New York. El cónsul guatemalteco le comunicó a Cabrera, quien al punto ordenó que se atendiera al poeta por su cuenta y  tan pronto lo permitiera el estado de salud de éste, lo embarcaran para Guatemala. Ya en esta ciudad, fue alojado Darío en el Hotel Imperial, con todos sus gastos a cargo de su protector. Allí visitaban con frecuencia al poeta sus admiradores y amigos y  todos los aficionados a las letras de la ciudad, formándose verdaderas tertulias, en que las botellas de Champaña eran destapadas a todas horas. Cuando vio la cuenta el Presidente Cabrera, crecida en demasía, consideró lo más prudente que doña Rosario, esposa de Darío, residente en León, viniera por él cuanto antes. Ellos estaban separados hacía tiempo y el infortunio de Darío los volvía a unir, siendo para éste en nada grato la presencia de su esposa.

     Los primeros días de la llegada de Darío a León, en tanto que doña Rosario preparaba casa, los pasó con la familia de don Chico de Castro, a donde iba muy a menudo a verlo. Doña Rosario entró un día a la habitación con una pisada muy ligera que no pudo evitar que despertara Darío, quien al verla de cerca, lleno de ira, exclamó: “No camines como un fantasma, sino taconeando  para fuerte para sentirte venir, ¡o mejor no vengas!” Se mantenía en un estado nervioso y lleno de caprichos. Llama a doña Fidelina y  le pide que traigan al patio algunos animales como una vaca con su becerro, chivos, pavos reales, palomas, etc., para hacerse la ilusión que estaba en una granja, en plena poesía bucólica. Había que complacerlo y se trajeron algunos animales. Una mañana oye berrear el becerro y llama un criado para que le meta un tiro a ese animal que lo molesta, diciendo que la casa se ha vuelto un infierno y “¡al diablo con la poesía bucólica!” Otra mañana se despierta gritando. Corren a ver lo que le pasa. “Una cosa muy horrible –dice— en la calle se están disputando mi cerebro y ha tenido que intervenir la policía”. “Tranquilízate”, le contestaron, y abrieron la ventana del cuarto para que viera la calle tranquila y luminosa.

     Muere Darío a pocos días y el doctor Luis Debayle procede a la autopsia del cadáver, en la madrugada, y ya terminada en la mañana, se presenta la viuda acompañada de algunos de sus familiares a reclamar el cerebro que el doctor Debayle deseaba poseer. Como se negara a la entrega, surge una disputa que se acalora y culmina en un pleito en que corre la gente e interviene la policía. Por fin, se conviene en que el doctor Debayle se quede con el corazón del querido amigo y poeta Darío, y la viuda con el cerebro, por el cual dizque la Argentina ofrecía una suma considerable.

     No transcurrieron unos minutos de oír estas narraciones de la vida de Darío y se disponía doña Fidelina a referir otras, cuando se estremece la tierra rajando las paredes, saltan del techo de la galería las tejas, y nos pusimos de pie y corremos al patio, vacilantes nuestros pasos con el movimiento del suelo, y al llegar cerca de una pila, sus aguas se desbordan en una sacudida y nos salpican. El temblor fue de corta duración y como a las seis y media de la tarde.

      Me despido en breve de don Chico de Castro, su esposa y sus hijos, quedándoles muy agradecido por su amabilidad y  atenciones. Temo que la tierra volviera a temblar y por precaución camino por el medio de la calle. Paso por delante de la Catedral, antigua construcción española y no exenta de mérito arquitectónico, hecha con piedra de sillería, veo algunos grupos de personas que habían salido de sus casas por el temblor, pero la ciudad, que en otro tiempo fue Capital de Nicaragua, con sus casas bajas y humildes, la tranquilidad que reina siempre en sus calles, de día, bañada por los rayos de un sol que nunca he visto ni más luminoso ni más alegre en parte alguna,  y de noche, por los resplandores de la luna y del fulgor de las estrellas, desde un cielo de terciopelo azul oscuro, me pareció que en ese ambiente de romántico amor, palpitaba un poema, que existió en el alma de Rubén Darío y que nunca escribió.


──────────Ω ──────────

* Este artículo fue escrito en 1945; publicado en el libro “Rubén Darío  y sus amigos dominicanos”. Por Emilio Rodríguez Demorizi, con la siguiente dedicatoria: A NICARAGUA, patria de Rubén Darío, y  a la patria de José Asunción Silva  y de Valencia. (Homenaje Dominicano) Bogotá, 1948. Ediciones Espiral. Pp.  244 a 249.

domingo, 7 de febrero de 2016

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA NORMAL DE SEÑORITAS


──────────Ω ──────────

PRIMER LOCAL DE LA NORMAL DE SEÑORITAS DE MANAGUA

──────────Ω Ω Ω Ω Ω ──────────

Del editor:

     La educación media es, y ha sido, el sector más vulnerable en la "cadena formativa" de nuestra juventud. Las Escuelas Normales tienen 78 años, con interrupciones, de haber emprendido una segunda época en la formación de Maestros. 

    En el período presidencial del doctor René Schick Gutiérrez, fue conmemorado el XXV Aniversario de aquellas Escuelas Normales creadas por Decreto promulgado en 1938. 

    Durante la conmemoración del XXV Aniversario, acontecido en 1963, el asunto era abordado en los siguientes términos: "El desenvolvimiento de la historia de la Educación Normal en Nicaragua es impresionante y sugestivo, por la importancia que le han dado los diversos Gobiernos a lo largo de nuestra historia. Es necesario afirmar ante todos los nicaragüenses que la Educación Normal, es una de las bases principales dentro del proceso general de la educación que ha de contribuir al mejor desarrollo cultural del país." 

    En 1963, el Dr. Schick afirmaba: "...la educación es el problema básico de nuestro país. Nicaragua debería estar haciendo por lo menos 1.000 maestros cada año para superar el gran déficit de maestros titulados que actualmente nos agobia."

   Durante ese cuarto de siglo, la "Escuela Normal de Señoritas", logró graduar 897 maestras, cuyos nombres hemos decidido consignar al final de estos artículos periodísticos. Esas educadoras forman parte de las precursoras, decíamos, en segunda época, formadas en las Escuelas Normales de Nicaragua y, esta publicación la entregamos como merecido homenaje, a ellas y sus familiares.

    Muchos de esos Maestros hicieron posible el surgimiento de ciudadanos de gran valía; pero, la educación es, y ha sido, el problema más acuciante en nuestro país. Maestros deficientes dan como resultado educandos mediocres y, por siempre, seguimos en lamentos por la abismal desproporción entre la formación sólida de educadores y la gigantesca masa de colegiales que en 2016 asciende a un poco más de dos millones. 

     En consecuencia de ese déficit, en las últimas décadas acumulamos resonantes fracasos de gran parte de los aspirantes a un cupo en la Educación Superior, que no poseen conocimientos necesarios para resolver los exámenes de ingreso.

    Los resultados en educación evidencian y presagian más atrasos en diversas áreas del bienestar común, afectarán la calidad y cantidad de alimentos con tecnología y valor agregado, afectan la atención en salud, escasea la cultura en general, disminuye los patrones de conducta con alto valor cívico, moral, ético, etcétera.
      
   A continuación algunos datos importantes que configuran la historia de la formación de Maestros en Escuelas Normales, cito:

         "Decreto del 14 de Septiembre de 1895, que crea una Escuela Normal en la Ciudad de Masaya para la formación de maestros de los Departamentos de Matagalpa, Jinotega, Chontales y del Litoral Atlántico.

         El 19 de Julio de 1897 se emite un reglamento de becas para los jóvenes que realizan estudios normales.

         Por acuerdo del 4 de Julio de 1907 se crea la Escuela Normal de Señoritas de Managua “para la formación especial de maestras de Educación Elemental y Superior”. “Después pasó a ser regentada por Religiosas de la Divina Pastora”. Desde la fecha citada hasta 1934, egresaron 255 maestros de educación.

         En Decreto del 30 de Abril de 1908, se dispone que previo al examen de Bachiller en los Colegios de Secundaria, debe hacerse el de maestro, pues actualmente la formación de maestros es la primera necesidad que experimenta la Instrucción Pública en este país.
         En 1913 se creó el Instituto Pedagógico de Varones de Managua a cargo de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, contratados por el Gobierno a fin de formar Maestros de Educación Primaria. Esta labor se prolongó hasta el año de 1929. Egresaron 238 maestros, la mayoría de los cuales desertó de la docencia.

         Al autorizarse el bachillerato en Ciencias y Letras, se desnaturalizaron las finalidades para las que fue creado el Instituto que se convirtió en Centro Privado de Educación Secundaria.

         Por Decreto Ministerial del 1º de Mayo de 1914, se organiza un nuevo plan de estudios, que reemplaza el de Octubre de 1911. En virtud de este Decreto se toman las siguientes providencias:

         1 – Se le cambia el nombre de Escuela Normal de Señoritas por el de Escuela Normal de Institutoras, en donde se pueden cursar las carreras de Maestras de Educación, Contadora de Comercio, Mecanógrafa, Estenógrafa, Telegrafista, Telefonista. Quienes lo desearan podían cursar las materias para obtener su diploma de Bachiller en Ciencias y Letras, además se establecieron clases de Artes Manuales y Educación Para el Hogar.

         2 – Se dictan nuevas normas para el goce de becas en la Escuela Normal.

         3 – Se suprimen los grados de maestras de enseñanza elemental y de maestras kindergarten.

         4 – Se explica que el Estado sólo concede becas a los que realizan estudios de maestras de educación, que duran cuatro años.

         Por Decreto del 30 de Octubre de 1914, se autoriza por primera vez en Nicaragua el sobresueldo por título a los maestros egresados de Escuelas Normales.

         En 1938 siendo Ministro de Educación Pública el Dr. Modesto Armijo Lozano y Presidente de la República el General Anastasio Somoza García, se fundaron en la ciudad de Managua, las dos Escuelas Normales, una para varones y otra para señoritas.
──────────Ω Ω Ω Ω Ω ──────────

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA NORMAL DE SEÑORITAS. En: La Noticia, 24 de junio de 1963.

         Los antecedentes históricos de una Escuela Normal en Nicaragua se remontan a la última década del siglo XIX. Decreto del 14 de septiembre de 1895 crea una Escuela Normal en la Ciudad de Masaya para la formación de Maestros de los departamentos de Masaya, Jinotepe, Chontales y el Litoral Atlántico. Se inició el primer reglamento de becas para jóvenes que realizarían estudios normales, el 19 de julio de 1897.


         En la primera década del siglo XX, 4 de julio de 1907, se creó la Escuela Normal de Señoritas de Managua para la formación especial de Maestras de Educación Superior. Su primera Directora, Doña Josefa Toledo de Aguerri, inspiró los pasos iniciales de esta institución: señera de la Educación nicaragüense. Una nueva Directora norteamericana, Doña Reina Bullis y una notable educadora salvadoreña, Doña Amelia Cuéllar, contribuyeron a su adelanto posterior.

         Durante este Primer período, la Escuela Normal de Señoritas de Managua ocupó un edificio particular, céntricamente ubicado, de los mejores construidos en esos tiempos. Termínase con la Dirección de dos distinguidas Maestras nicaragüenses: Señorita Juana Cabrera y Zoraida Matus.

         En 1923 se transforma en ESCUELA NORMAL DE INSTITUTORAS, pasando a depender de las Religiosas de la Divina Pastora. Fue notable el nuevo período de florecimiento. Ocupó la Dirección con inspiración piadosa y humana, Sor María del Pilar Bosch; Sor María de la Cruz Massana que la impulsó con tecnicismo y brillantez; con posterioridad y finalizando el segundo período, Sor Concepción Rierá, después del terremoto de 1931.

         A raíz del sismo que destruyó Managua, en 1931, el Presidente de la República General José María Moncada se vio en la necesidad de clausurar la “Escuela Normal de Institutoras”. Desapareció entonces por seis años consecutivos. En 1938, el General Anastasio Somoza García, resolvió su reapertura, con el nombre de ESCUELA NORMAL CENTRAL DE SEÑORITAS.  Confió  la Dirección de nuevo a la Sra. Josefa Toledo de Aguerri, iniciando así un tercer período en la Historia de la Escuela Normal.

         En 1948 se la trasladó a Jinotepe, al lugar que en la actualidad ocupa la Escuela Normal de Varones “Francisco D. Roosevelt”. Un año más tarde, en 1949, fue nombrada Directora, Salvadora Tijerino. Sucedióle la Srita. María Teresa Bermúdez. Fueron ambas destacadas maestras y se esforzaron por cumplir de la mejor manera la tarea a ellas encomendada. "

──────────Ω Ω Ω Ω Ω ──────────

Primer local de la Normal de Varones, en Managua

ALUMNAS EGRESADAS DE LA ESCUELA NORMAL DE SEÑORITAS: “SALVADORA SOMOZA”

PRIMERA PROMOCIÓN 1938 – 1941

                   Alma Rosa Castellón Alaniz
                   Aminta Guadamuz Mena
                   Ana María Alegría Tiffer
                   Alicia Hurtado Saballos
                   Alicia Morales Alegría
                   Aminta Montoya Avilés
                   Ángela Estrada Armas
                   Ana Latino Soto
                   Coralia Chabrol Ingram
                   Consuelo Barquero
                   Concepción Rosales Ponce
                   Dora Matus Fonseca
                   Elsa Meneses Cantarero
                   Estela Herrera González
                   Elena Marcos Noguera
                   Eloísa Saavedra Olivares
                   Elsa Mayorga Flores
                   Elba Rosa Gómez Chávez
                   Fidelina Castellón Guinea
                   Gloria Valdivia Pereira
                   Haydeé Canales Rodríguez
                   Ignacia Calero Montenegro
                   Josefa López Rivera
                   Luisa Emilia Arosteguí C.
                   Leda Morales Valdivia
                   Lila Gómez Morales
                   Lily Mayorga Flores
                   Lola Pérez Castrillo
                   Lucrecia Aráuz Trejos
                   María López Llanes
                   María de los Ángeles Jiménez May
                   María Luisa Amador Espinoza
                   Mercedes Otero Bermúdez
                   Nora Godínez Calero
                   Olga Vivas Ortiz
                   Olga Molina Vallejos
                   Rosario Valdivia Rodríguez
                   Rosibel Martínez Huelva
                   Rosaura Prieto Paniagua
                   Vivian Green Howell
                   Yolanda Montenegro Pastrán

                            PROMOCIÓN DE 1942 – 1943

                   Alicia Quant Gallard
                   Antonia Mairena González
                   Amalia García Barquero
                   Aura Sánchez Somarriba
                   Berta Cerna Baca
                   Amantina Martínez Núñez
                   Berta Adilia Pérez Pérez
                   Concepción Osorno Hernández
                   Dolores González Herrera
                   Esperanza Valenzuela Úbeda
                   Elena Bustos Bendaña
                   Emma González Palacios
                   Elba Guerrero López
                   Esperanza Bermúdez Peralta
                   Graciela Sotomayor Urbina
                   Haydeé Mayorga Salgado
                   Haydeé Blandón Castillo
                   Ilú Montealegre Zapata
                   Juana Soriano Estrada
                   Leonor García Barquero
                   Lily González Bonilla
                   Lila Guillén Pinell
                   Luisa Chávez Prado
                   Ma. Magdalena Jarquín Hernández
                   Mary Coco Maltés Huezo
                   Mélida Lacayo Morales
                   Nelly  Pereira Majano
                   Olga Rodríguez Mejía
                   Rosario Valenzuela Moreno
                   Yelba Ochoa Pineda
                   Yolanda Luco Lupone
                   Zoila Sánchez Rojas

                            PROMOCIÓN DE 1943 – 1944

                   Aura Cerna Blandón
                   Aída Pereira Herrera
                   Luz Amanda Palacios Ruiz
                   Aura Lina Salazar Oviedo
                   Adelina Zeas Cruz
                   Alma Pereira Flores
                   Adilia Morazán García
                   Bertilda Cifuentes Zeas
                   Daysi Corea Moreira
                   Delia Morales Scampiny
                   María Elsa Villanueva Suárez
                   Esperanza Somarriba Martínez
                   Emma López Rodríguez
                   Filomena López Palacios
                   Graciela Cuadra Medal
                   Gloria América Ortega Ramírez
                   Graciela Tijerino Rizo
                   Haydeé Aguado Ortiz
                   Inés Altamirano Blandón
                   Imelda Rodríguez Castillo
                   Josefa Bonilla López
                   Juliana Miranda Larios
                   Lidia Argüello Martínez
                   Ma. Dolores Altamirano Castillo
                   Milagros Calvo Lunsín
                   Marina Mendoza Mayorga
                   Dominga Núñez Núñez
                   María Lourdes Amador
                   Delia Marina Ugarte Muñoz
                   Nelly García Oliú
                   Nelly Valdivia Pereira
                   Ondina Rivas Valladares
                   Miriam A. Somarriba Martínez
                   Rosa Elena Estrella Díaz
                   Olga Pallavicini Mejía
                   Triny Montealegre Hernández
                   Thelma Córdoba Boniche

                            PROMOCIÓN 1944 – 1945

                   Ana Salinas
                   Aura María Alemán Castro
                   Alicia Espinoza Pereira
                   Alicia Rodríguez
                   Azucena Baltodano Molina
                   Adilia Corrales Morazán
                   Adilia Hernández Avellán
                   Aura Chavarría Valenzuela
                   Asunción Soto Somarriba
                   Ángela Maltez Zeledón
                   Blanca Ruiz Gutiérrez
                   Concepción Mendoza Gradiz
                   Cristell Green Howell
                   Dora María Pérez Aguilar
                   Carmen Duarte Ramírez
                   Daysi Sequeira Reyes
                   Ernestina Ayala Urbina
                   Eva María Conrado Flores
                   Elida Martínez Hernández
                   Elba Francisca Ordóñez Toledo
                   Elida Martínez Hernández
                   Julia Elsa Valenzuela Castro
                   Guillermina Espinoza Mairena
                   Josefina Zeledón Mejía
                   Leonor Reyes Guzmán
                   Lilliam Rojas Pineda
                   Lilliam Cruz Amador
                   Rosa Lastenia Martínez Saravia
                   Lucrecia Sánchez Castillo
                   Marta Corea Marchena
                   Mercedes Duarte Salinas
                   María Lydia Rodríguez Mairena
                   María Auxiliadora Obregón Pérez
                   María Auxiliadora Ferrey Jarquín
                   Miriam Peña Ortega
                   María Elizabeth Sánchez Somarriba
                   Yelba Morales Avellán
                   Ofelia Argeñal Mayorga
                   Olga Tenorio Hernández
                   Olivia Álvarez Alvarado
                   Rosa Marcos Noguera
                   Yelba Jarquín Sandoval
                   Elba Francisca Ordóñez Toledo
                  
                            PROMOCIÓN 1945 – 1946

                   Ana María  Fonseca Talavera
                   Leonor Bohórquez Galeas
                   Miriam Arosteguí Real
                   Lola Salguera Balmaceda
                   María Luisa Moreira Macor
                   Rosa Gutiérrez Triviño
                   María Largaespada Fornos
                   Adilia Montenegro Mierisch
                   Ada María González
                   Aura María Córdoba Gutiérrez         
                   Clarisa Matus Morales
                   Dina Gutiérrez Martínez
                   Esther Martínez Sáenz
                   Gladys M. Incer Barquero
                   Glayds Corea Moreira
                   Odilia Delgado Lara
                   Petra Alvarado Ferrufino
                   Susana Ramírez Treminios
                   Socorro García Cuadra
                   Teresa Morazán García
                   Vilma Argentina Robles Aguirre
                   Zoila América Pérez Casrillo
                   Azucena Armijo Pinell
                   Carmen Cajina Sánchez
                   Elba Obregón Ramírez
                   Gloria Salazar Arias
                   Hilda María Durán
                   Haydeé Lacayo Morales
                   Josefa López Palacios
                   Libia Arias Rayo
                   Lucienda Cifuentes Zamora
                   Lourdes Fajardo Gavarrete
                   María Auxiliadora Guerrero Mora
                   María Borge Avilés
                   María Luisa Meléndez
                   Myriam Rodríguez Martínez
                   María Luisa Zeledón
                   Mara Luisa Castro Mercado
                   María Romero Madrigal
                   María Lourdes Castillo Borge
                   Natalia Ortega Flores
                   Norma Vílchez Prado

                            PROMOCIÓN 1946 – 1947

                   Fidelina Aráuz Castellón
                   Alba América Caldera Cuadra
                   Aída Ruiz Cruz
                   Aminta Canales Altamirano
                   Concepción Silva Pérez
                   Dora Aminta Ampié Zambrana
                   Dora Irías Rodríguez
                   Delia María Sevilla Núñez
                   Emilia Gaitán Moreira
                   Francisca Cruz Salinas
                   Graciela Somarriba Martínez
                   Jeanette Incer Barquero
                   Leonor Aguilar Bareas
                   Mercedes Velásquez Gallardo
                   Marina López Rodríguez
                   María Leonor Aguilar Aguilar
                   Norma Castillo Borge
                   Olga Somarriba Martínez
                   Rosibel Castillo Villagra
                   Socorro Gutiérrez Alvarado
                   Susana Bermúdez Hernández
                   Angélica Pérez
                   Aura E. Suárez Herrera
                   Concepción Caldera Suazo
                   Daysi Borge Petters
                   Dolores O᾽Connor Gómez
                   Digna Zamora Fonseca
                   Elba Sandoval Valdivia
                   Esmeralda Zelaya Núñez
                   Gladys García Chacho
                   Guadalupe Carrero Bojorge
                   Juana Álvarez Mora
                   María Haydeé Plazahola Guevara
                   María Luisa García Altamirano
                   Marina Fernández García
                   María Iris Loures Barreto F.
                   Nubia Ernestina Hernández A.
                   Rosario  Valverde Urbina
                   Rosa María Sequeira Reyes
                   Socorro Ortiz Ibarra
                   Teresa Rodríguez Moreira
                   Vilma Borgen Huelva
                   Mercedes Velásquez Gallardo

                            PROMOCIÓN 1947 – 1948

                   Gloria Esperanza Escobar Barreda
                   Adela Marín López
                   Vilma Cuadra Padilla
                   Lucrecia Carrero Bojorge
                   María Teresa Sánchez Barquero
                   Fanny Ramírez Solís
                   Lidilia Zenaída Barquero Monterrey
                   Haydeé Valenzuela Moreno
                   Hilda Esperanza Paguaga Barahona
                   Mireya Espinoza Fuentes
                   Teresa Pallavicini Orozco
                   Teresa Salazar Oviedo
                   Ana María Alfaro Calvo
                   Guillermina Trejos Somarriba
                   Fanny Sobalvarro Alonso
                   Gloria Estrada Rizo
                   Nydia Jiménez Argüello
                   Clorinda Valenzuela Moreno
                   Adela del Carmen Baltodano
                   Esmeralda Jarquín Solís
                   María Adilia Cardoza Miranda
                   Rosa Argentina Moreno Vallejos
                   Gloria Martínez González
                   María Corina Quintanilla
                   Delia María Fajardo Montenegro
                   Ana María Guillén Escobar
                   Madalina Berríos Aráuz
                   Lila Batres Altamirano
                   Migdalia López Rodríguez
                   Dora Zeledón Idiáquez
                   Mariana Sánchez Barquero
                   Arminda Díaz Montenegro
                   María Alicia González Ruiz
                   Alicia Beatriz Martínez Marín
                   Lucrecia Borge Huelva
                   Bertilda Páez Andino
                   Yolanda Chávez Parado
                   Yolanda Cabrera Lacayo
                   Graciela Tejada Mendoza
                   Yolanda Monjarrez González
                   Isolina Herrera Canales
                   Aminta Haydeé Rodríguez Marenco
                   Flor de Lourdes Bermúdez Rivas
                   Olga María Durán Ruiz
                   María Haydeé Flores Rivas
                   Aurora del Carmen Rodríguez
                   Jilma García Oliú

                            PROMOCIÓN 1948 – 1949

                   Ada María Norori Salcedo
                   Blanca Onelia López R.
                   Concepción Morales Peña
                   Elba María González
                   Elba Delgadillo Lola
                   Lola Aminta Pérez Ortega
                   Micaela Páiz Cisneros
                   María del Carmen Talavera
                   Nora Rivas Talavera
                   Sara María Téllez
                   Teresa Mayorga Gómez
                   Vilma Calero Osorno     
                   Adela Henríquez Jarquín
                   Carmen Romero Aragón
                   Consuelo Norori Galán
                   Elba Julia Zelaya
                   Miriam Leonor Baca
                   Mercedes Zúñiga Reyes
                   Miriam López Sáenz
                   Vilma Marina Amador
                   Rosa Argentina Monterrey
                   Socorro Romero Aragón
                   Vilma Almanza Prado
                   Yolanda María Cortés
                   Yamilé Paredes Méndez

                            PROMOCIÓN 1949 – 1950
                  
                   Esperanza Navas Zamora
                   Bertilda Blandón Ruiz
                   Flor Pérez Cano
                   Gladys Aída Kauffman Suárez
                   Gladys García Irigoyen
                   Idalia Zelaya
                   María M. Corrales Briceño
                   Rosario Zeledón
                   Ángeles del Socorro Boniche
                   María Francisca López
                   Miriam Benavides Alfaro
                   Silvia Elena Lugo Morales
                   Marta D. Calderón
                   María Esmeralda Rizo Amador
                   Delia María Tapia López
                   Lilliam Duarte C.
                   Mercedes González Zelaya
                   María Morales Hernández
                   Rosalpina López Aguirre
                   Olivia Miranda
                   Fanny Castrillo
                   Lucila Páiz Cisneros
                   Isaura María Sánchez
                   Yelba Rosa Mendieta Cruz
                   Elsie Pastora
                   Nelly T.  Ortega R.
                   Rosa María Selva Díaz
                   Angelina González Herrera
                   María Magdalena Chow Matus
                   Amalia del Socorro Campos Novoa

                            PROMOCIÓN 1950 – 1951
                  
                   Auxiliadora Alegría Dávila
                   Graciela Blandón Zelaya
                   Flor Briceño García
                   Maximina Corrales Arce
                   Apolonia Corrales Arce
                   María Teresa Cifuentes Zamora
                   Ángela Carrasco Talavera
                   Esperanza Castrillo Jiménez
                   Blanca de la Rocha Díaz
                   Ana Jarquín Altamirano
                   Gladys López Lugo
                   Miriam López Gutiérrez
                   Olga López Castillo
                   Consuelo Morales Alaniz
                   Esperanza Martínez Pérez
                   Marina Aguirre Gómez
                   Esperanza Muñiz Gallegos
                   Rosalía Mendoza Herrera
                   Thelma Moreno Granja
                   Rosa Noguera Castro

DE 1951 A 1952 NO HUBO PROMOCIÓN, DEBIDO A QUE ESTE GRUPO ERA EL PRIMER CURSO DEL PLAN DE 5 AÑOS.
  
PROMOCIÓN LAS MADRES
1952 – 1953

                   Nidia Agüero Zeledón
                   María Cristina Blandón Ruiz
                   Nora Cortés Peralta
                   Hilda Carrero
                   Ma. Antonieta Dávila Callejas
                   Alicia Díaz Rivera
                   Marina Espinoza Vargas
                   Rosa Emilia Espinoza Pavo
                   Esperanza Figueroa Escobar
                   Emma Fonseca Castillo
                   María Julia Gutiérrez
                   Verarda Izaguirre Vílchez
                   Daysi Lugo Zamora
                   Sara Lovo Tapia
                   Adilia Marín Obregón
                   Gregoria Matus Robleto
                   Elsa Matus Pérez
                   Gladys Macías Mena
                   Rosa McRea Jarquín
                   Jacinta McRea Jarquín
                   Gloria Ardila González
                   Dora del Carmen Narváez
                   Esperanza Martínez Carrión
                   Gladys Pineda Tercero
                   Zenelia Palacios Zelaya
                   Ligia Pérez Salazar
                   Luz Pérez García
                   Rosa A. Pérez Argüello
                   Dora Quintero Álvarez
                   Melba Romero Martínez
                   María Concepción Rivas Bravo
                   Francisca Rodríguez Martínez
                   Ramona Rodríguez Martínez
                   Olga Sánchez Centeno
                   Gloria Sánchez Barquero
                   Nora Sotomayor Villanueva
                   Fidelia Torres Miranda
                   Auxiliadora Villavicencio Morales
                   Lila Argentina Zavala Noguera
                   Daly Esperanza Ruiz Amador
                   Elba Delgadillo Lola

PROMOCIÓN “MARÍA TERESA SALCEDO”
1953 – 1954

                   Argentina Marín Cermeño
                   Norma Lila Zeledón Idiáquez
                   Graciela García Esquivel
                   Otilia Conrado Flores
                   Hilda Mejía González
                   Violeta Moreira Mairena
                   Cándida Rosa Téllez
                   Emma Norori Galán       
                   Rosa Amelia Urrutia Zeledón
                   Aura Lila Vanegas Gutiérrez
                   Dora Mojica Baltodano
                   Josefa Berríos Ocampo
                   Elvia María Palacios Cortés
                   Elida Pineda Rizo
                   Norma Quintanilla López
                   Norma Montenegro Rivera
                   Gloria Reñazco Rivera Mendieta
                   Jalima Abel Cortés
                   Maria Celina Castillo Zeledón
                   Alba Martínez Paniagua
                   Brunilda Alemán Bravo
                   Thelma Macías Mena
                   Aura Lila Castillo Membreño

PROMOCIÓN “GENERAL ANASTASIO SOMOZA GARCÍA”
1954 – 1955

                   Mirna del Rosario Parodi Cortés
                   Haydeé Morales Tercero
                   Equicia Rodríguez Baltodano           
                   Estela Altamirano Rostrán
                   Carmen Berríos Izaguirre
                   Bemilda María Baltodano Serrano              
                   Hilda Blandón Ruiz
                   Margarita Castillo Macís
                   Esperanza Cáceres López
                   Gloria Calderón Asenjo
                   Vilma Hernández Cerda
                   Isaura García Castrillo
                   Amanda López Rocha
                   Helga López Castillo
                   Yelba Muñoz Quintanilla
                   Margarita Quintanilla Galindo
                   Leda Montiel Castillo
                   Socorro Morales Tercero
                   Thelma Meléndez Chavarría
                   Carmen Antonia Matus Robleto
                   Rosa Montenegro Baldizón
                   Cándida Rosa Molina Castillo
                   Esperanza Prado Rodríguez
                   Dora Rosalía Tercero
                   Urania Romero Gaitán
                   Gloria Torres Hidalgo
                   Alicia Tenorio Ordóñez
                   Ángela Urbina Tenorio
                   Emma Ulloa Tenorio
                   Corinda Villalobos Toruño
                   Teresa Zavala Salas

PROMOCIÓN “LUIS H. DEBAYLE”
1955 – 1956

                   Auxiliadora Acevedo Chavarría
                   Donatila Castillo Guido
                   Gladys Castillo Jiménez
                   Dora Aldina Corea Molina
                   Mary Cuadra Buitrago
                   Jilma Cordero Gómez
                   Teresa de Jesús Duarte Jirón
                   Nubia Dabul Picado
                   Rosa Argentina Fonseca Castillo
                   Delia González Castro
                   Blanca González Navarrete
                   Nidia Gutiérrez Vega
                   Lilliam Espino Zúñiga
                   Rosibel Guerrero Tercero
                   Yolanda García Castrillo
                   Lesbia Karim Matus
                   Violeta Leiva Sánchez
                   Leonarda Lazas Galeano
                   Socorro Lola Díaz
                   Ethel López Pineda
                   Auxiliadora Mendoza Marenco
                   Mercedes Zamora Sánchez
                   Cristiana Castillo Calero
                   Violeta Monterrey Salinas
                   Norma Luz Mendieta Cruz
                   Nidia Molina Lanzas
                   Vilma Morena Dávila
                   Esperanza Narváez Gutiérrez
                   Emelina Nieto Chavarría
                   Rosa Delia Oviedo López
                   Auxiliadora Pérez Carvallo
                   Orbelina Paz Rodríguez
                   Diamantina Ruiz Gadea
                   Lesbia Ruiz Navarro
                   Doris Ramírez Cruz
                   María Rocha Villavicencio
                   Elieta Sotomayor Villanueva
                   Nohelia Stubert Flores
                   Juana Sandoval Pereira            
                   Vilma Tapia Zúñiga
                   Julita Urbina Corrales
                   Dolores Vallecillo Meléndez
                   Socorro Villanueva Salazar

PROMOCIÓN “SALVADORA DE SOMOZA”
1956 – 1957

                   Ana María Acuña Valle
                   Marina Arcia Guevara
                   María Elena Alegría Rugama
                   Amanda Molina Castillo
                   Lilliam Calero Canales
                   Gladys Briceño Cruz
                   Glenda Guerra Gaitán
                   Josefa Vidaurre Rivas
                   Aurora Ulloa Meléndez
                   Teresa Isabel Sequeira Sevilla
                   Fanny Rodríguez Cruz
                   Marcia Cordero Cabrera
                   Martha Echaverry Mejía
                   Nydia Castellón Valdivía
                   Vilma Lee Gómez
                   Lilliam Tiffer Morales
                   Susana Díaz Marín
                   Adela Gallardo García
                   Norma del Carmen Corea Molina
                   Consuelo Castaña Carcache
                   Amalia Leiva Chamorro
                   Thelma Cerda Bonilla
                   Rosa Berríos Munguía
                   Socorro Castillo Barquero
                   Amina Luna Jirón
                   Luz Emilia Valladares
                   María Imelda Gámez Lundi
                   María Salomé Mejía Rivera
                   Consuelo Morales Castro
                   Rosaura Suárez Sobalvarro
                   Luisa Cárdenas Pérez
                   Nydia Norori Galán
                   Norma Guerrero Núñez

PROMOCIÓN “ISABEL URCUYO DE SOMOZA”
1957 – 1958

                   Elsa María Acuña López
                   Alma Rosa Almendárez
                   Cora Matilde Argüello Walter
                   Berta Lidia Blandón Juárez
                   María Erlinda Briones Rodríguez
                   Mercedes Cardoza Téllez
                   Amelia Corrales Boza
                   Dolores Calero Rocha
                   Vilma Calero Blanco
                   Esperanza Campos Cubas
                   Nidia Azucena Centeno Argüello
                   Nora Violeta Delgado Cuadra
                   Mary Gladys Dellatorre Zamora
                   Consuelo Espinoza Pauth
                   Teresa de Jesús Fong Mena
                   Elda María Gutiérrez Torres
                   Flora María Góngora Cruz
                   Violeta Gómez Morales
                   Socorro Guerrero Gómez
                   Teodora Guevara Marenco
                   María Trinidad Huelva Navas
                   Mélida Fermina García Esquivel
                   Luz Aurora Juárez Gutiérrez
                   Vilma Jiménez Cajina
                   Marina Jiménez Gutiérrez
                   Aura Lilliam Jarquín Castro
                   Miriam Mohamed Machado
                   Aurora Molina Corrales
                   Nora María Molina Rodríguez
                   Marina Méndez Núñez
                   Argentina Marín Gómez
                   Nydia Mejía Arias
                   Gloria Linarte Lazo
                   Marina Morales Barillas
                   Libia Dolores Mendieta Cruz
                   Zoila Marina Núñez Díaz
                   Pastora Olivas Martínez
                   Olga Lila Ortega Calero
                   Ena Victoria Ordóñez Toledo
                   Liliana Ponce Morales
                   Concepción Quant Flores
                   Lidia María Prado Gradys
                   Vitalia Rojas Flores
                   Carmenza Roa Herrera
                   Paulita Rocha Villavicencio
                   Sonia Ruiz Gadea
                   Carmela Rodríguez Chávez
                   Mireya Rodríguez Rosales
                   Gloria María Rivera Pastora
                   Socorro Sandoval Pereira
                   Esperanza Sánchez Artola
                   Adela Salina Zepeda
                   Urania Santamaría Picado
                   Berta Adilia Suazo Canda
                   Consuelo Talavera González
                   Alice Thompson Morales
                   Sofía Urbina Cerrato
                   Berta Villanueva Suárez
                   María Luisa Vado Baldelomar
                   Irma Auxiliadora Zavala Noguera
                   Rosa Celia Ramírez Sirias
                   Yelba Idalia Martínez Cabezas

PROMOCIÓN “MARÍA TERESA SALCEDO”
1958 – 1959

                   Carmela Aragón Núñez
                   Migdalia Aguilera Aguilar
                   Norma Barea Sandino
                   Beatriz Blandón Cantarero
                   Teresa Castillo Calero
                   Julia Cajina Bustamante
                   Socorro Cuadra Gutiérrez
                   Norma Delgadillo Delgadillo
                   Consuelo Flores Cerrato
                   María Cristina García
                   María Lorena Morazán Espinal
                   Fidelia Meza Valdivia
                   Ligia E. Meléndez Rodríguez
                   Carmen Mayorga Rocha         
                   Margarita Olivas Hernández
                   Mercedes Olivas Largaespada
                   María Pereira Lanuza
                   Mirna Palacios Vivas
                   Esperanza Ramírez Ortiz
                   Justa Ramírez Obregón
                   Mariana Rizo Gadea
                   Norma Granja Jiménez
                   Melania Gutiérrez Zúñiga
                   Nidia Gutiérrez Pérez
                   Martha Hernández Almendárez
                   Minola Lacud Gutiérrez
                   Rosibel Loáisiga Picado
                   Rosa Esmeralda Lugo Vado
                   Dora Moreno Moreno
                   Estela Martínez González
                   Matilde Muñoz Aguilar
                   Felipa Rizo Rizo
                   Emilia Ríos González
                   Emma Sequeira Monge
                   Indiana Toval Reyes
                   Doris Trejos Salazar
                   Elvia Umaña González
                   Ana María Vílchez Sanders
                   Rosario Vanegas Gutiérrez
                   Jilma Varela Sándigo
                   Lilliam Miranda Cano
                   Blanca Rodríguez Rivera

PROMOCIÓN “ANASTASIO SOMOZA DEBAYLE”
1959 – 1960

                   Mabel Altamirano Delgado
                   Yannie López Alfaro
                   Britania Borge Saballos
                   Violeta Barreto Arias
                   Miriam Zúñiga Arana
                   Ignacia Carcache Obregón
                   Martha Azucena Carrasco Alfaro
                   Olimpia Espinoza Leiva
                   Alba Nidia Fiallos Morales
                   Rosa María Gadea Zelaya
                   Esperanza Gámez Lanuza
                   Leonor Hannon López
                   Mirna del Socorro Herrera
                   Albertina Jarquín Palacios
                   Ángela Jarquín Palacios
                   Mercedes Lacayo Zapata
                   Magdalena López Rivera
                   Alba María Laguna Arcia
                   Lucrecia Montenegro Díaz
                   Auxiliadora Mayorga Vanegas
                   Auxiliadora Morales Urbina
                   Gudelia Artola Navarrete
                   Delia Martha Mora Torres
                   Lilliam Morazán Rodríguez
                   Nidia Mairena Ortiz
                   Thelma Macías Rodríguez
                   Aura Mendoza Martínez
                   Martha Narváez Guerrero
                   María Virginia Olivas Molina
                   Auxiliadora Porras Baltodano
                   Marina Palacios Cortés
                   Rosa Romano Reyes
                   Francisca Rivera Zeledón
                   Violeta Rocha Miranda
                   Isabel Reyálvarez Fernández
                   Lilliam Suárez Miranda
                   Thelma Lidia Somarriba Puerta
                   Juliana Sánchez Casco
                   Olivia Téllez Osegueda
                   Carmen Talavera Medina
                   Sunilda Vanegas Palacios
                   Pastora Vargas Balmaceda
                   Gladys Vílchez Rosales

PROMOCIÓN “LUIS A. SOMOZA DEBAYLE”
1960 – 1961

                   Blinar Alegría Carillo
                   Cándida Alfaro Rivera
                   Gloria Alfaro Ocampo
                   Miriam Araica Guerrero
                   Bersabé Arias Fuentes
                   Vilma Arias Avendaño
                   Olga Avilés López
                   Consuelo Benavides Molina
                   Graciela Calderón Castillo
                   Fanny Castillo Lezama
                   Blanca Castro Luna
                   María Elena Corrales Rodríguez
                   Tuliola Cruz Cruz          
                   María Elena Gutiérrez Vallecillo
                   Lidia Monterrey Ríos
                   Lilliam Vílchez Ruiz
                   Esperanza Alfaro Espinoza
                   Nubia Castillo Calero
                   María Berta García Herrera
                   Ana María Chavarría Briones
                   Cleotilde Gómez Morales
                   Gloria Gómez Morales
                   Gloria Jiménez Lazo
                   Ruth Kelly Thomas
                   Salvadora Lacayo Leiva
                   Carmen López Urbina
                   Lilliam Luna Miranda
                   Gladys Madriz Hurtado
                   Lilliam Malta Corea
                   Eddy Luz Martínez Acevedo
                   Carmen Medina Bellorín
                   Vilma Medina Bellorín
                   Loyda Chávez Moreira
                   Teresa Espinal Mohano
                   Nazareth Estrada Saavedra
                   María Figueroa Duarte
                   Susana Figueroa Medina
                   Teresa Flores López
                   Milagros Galo Jarquín
                   Carmen Gil Caldera
                   Aura Lila González Sándigo
                   Marta Elisa González Chavarría
                   María Elena Guerrero Morales
                   Tesla Guerrero Núñez
                   María Elsa Gutiérrez Álvarez
                   Argentina Mejía González
                   María Luisa Molina Briones
                   Daysi Noguera Zelaya
                   Carmen Obregón Montiel
                   Teresa O᾽Connor Ortega
                   Gloria Padilla Rodríguez
                   María Celina Paguaga Moncada
                   Haydeé Puerta López
                   Rosa María Quiroz Campos
                   Nuria Salinas Castillo
                   Ena Sánchez Casco
                   Rosa Priscila Saravia Téllez
                   Zenaida Soza Blandón
                  María del Carmen Traña Estrada
                   Elba Úbeda Osegueda
                   Laura Woo Escobar

XX PROMOCIÓN “RENÉ SCHICK”
1961 – 1962

                   Azucena Aguilera Martínez
                   Esmeralda Barreto Arias
                   Aurora Castillo Rodríguez
                   Socorro Conrado Traña
                   Martha Cordero González
                   Rosa Cordero Cabrera
                   Esmeralda Chow Meza
                   Lesbia Dávila Moreno
                   Evelina Delgadillo Benavente
                   Alicia Delvie Thomas
                   Guadalupe Espinosa Gómez
                   Sonia Guillén Gaitán
                   Yelba Luz Guillén Sauceda
                   Lumen Baldizón Ortegaray
                   Argentina Castillo Quiroz
                   Auxiliadora Castrillo Hernández
                   Lily Luna González
                   Yolanda Malta Corea
                   Imelda Mendoza Baquedano
                   Haydeé Meza Martínez
                   Yolanda Morales Palacio
                   Leonor Oliva Chavarría 
                   Nelly Ordóñez Talavera
                   Carmen Pineda Zeledón
                   Carmen Puhiera Gómez
                   Alicia Rodríguez González
                   Ángela Ma. Gutiérrez Saballos
                   Mercedes Hannon López
                   Rafaela Herrera Canales
                   Lela Maryen Irías Rodríguez
                   Marina Juárez Castrillo
                   Aurora Lacayo Murillo
                   Argentina López Gómez
                   Soledad López Rivera
                   Marlene Lugo Rodríguez
                   Rosa Urcuyo Zeledón
                   Blanca Rojas Ulloa
                   Nora Sandoval Molinares
                   Bertilda Sobalvarro Pineda
                   Aída Luz Sosa González
                   Ángela Sosa Sandoval
                   Amanda Talavera Chamorro
                   Concepción Téllez Norori
                   Lidilia Tercero Morales
                   Antonia Tijerino Castillo
                   Gloria Ulloa Salinas
                   Francisca Vargas Jiménez

XXI PROMOCIÓN “NACIONES UNIDAS”
1962 – 1963

                   Carmen Acevedo Witford
                   Piedad Alvarado Calderón
                   Sandra Amador Peralta
                   Martha Argüello López
                   María de J. Balmaceda Chávez
                   Lilliam Baltodano Valverdi
                  María Elsa Berríos Izaguirre
                   Adelina Aguilar Morales
                   Milagros Álvarez López
                   Mireya Aragón Talavera
                   Vilma Balderramos Chamorro
                   Juana Baltodano
                   Yelba Benavides Amador
                   Lily Bodden Rodríguez
                   Rosa Bonilla Cubillo
                   Daysi Bravo Salazar
                   Aura Lila Castillo Fonseca
                   Nora Isabel Castillo Dubel
                   Julia Castrillo Hernández
                   María Magdalena Castrillo                
                   Milagros Castrillo Sobalvarro
                   Noemí Cruz Cerrato
                   Marlene Cruz Romero
                   Cleotilde Durán Montoya
                   Maritza Escobar Garay
                   Alba Miriam Espinoza Espino
                   Socorro Espinoza García
                   Alba Luz Espinoza G.
                   Meylán Fong Mena
                   Lidia G. de Fernández
                   Lilliam García Sequeira
                   Argentina García Rocha
                   Carmen Gutiérrez Saballos
                   Lidia Gutiérrez Zúñiga
                   Nidia James López
                   Nubia James López
                   Medarda Jarquín Castro
                   Silvia Lanzas Quiroz
                   Rosa Leiva Navarro
                   Margarita López Delgado
                   Teresita López Barreto
                   Violeta López Hernández
                   Silvia Mairena Morales
                   Yadira Martínez Altamirano
                   Alba Mayorga Vega
                   Josefa Mejía Carcache
                   Estela Mendieta Méndez
Lilliam Mendieta Sancam
Ma. Cristina Montealegre Valle
Leonor Montenegro García
Rosario Montenegro García
Lilliam Montenegro Herrera
Hilda Morales Sánchez
Edda Navas Rivas
Alma Nubia Novoa Blanco
Olga Ortiz Cortés
María Lourdes Pineda Zeledón
Paula de J. Quintanilla Alvarado
Melba Reyes Pérez
Evelia Rocha Villavicencio
Lilliam Rodríguez Solís
Margarita Rodríguez Solís
Rosario Rodríguez Tapia
Sonia Román Mendoza
Alicia Romero Monterrey
Fanny Salmerón Portocarrero
Gloria Elena Talavera Aragón
Nubia Urbina Carazo
Lily Valdivia Rodríguez
Ilusión Vanegas Gutiérrez
Lucila Vega Jiménez
Socorro Villavicencio Ampié
Blanca Luz Zambrana Ramírez
Blanca Huri Zeas López
Ruth del Socorro Mercado Novoa
Eloísa Vásquez Centeno
Ena Viva Gutiérrez
Comelia Matus Castilla
Auxiliadora Villavicencio Ampié
Jacqueline Zavala Noguera
Mirna Zacarías Batres