viernes, 24 de enero de 2014

BODA, PASOS - ZELAYA. Por: Juan García Toruño. En: El Centroamericano, León, 20 de agosto de 1967.

BODA PASOS – ZELAYA. Por Juan García Toruño. En: El Centroamericano. León, 20 de agosto de 1967.

Sobre este tópico de bodas elegantes y suntuosas en el Managua antiguo, también hay que citar el matrimonio de don Joaquín Pasos, con la señorita Juanita Zelaya, hija del primer matrimonio del entonces Presidente Zelaya.

Don Joaquín Pasos fue uno de los conservadores granadinos, bautizado con el nombre de “probonos”. Era un grupo de ciudadanos nicaragüenses desafectos al régimen tiránico del general Zelaya, pero que cambiando de táctica, me refiero al grupo, no al partido, decidieron acercarse al Gobernante  el primer paso, fue el matrimonio de don Joaquín con la señorita Zelaya.

Como las anteriores, la novia, hija de un Presidente y el novio proveniente de distinguida familia granadina, la boda fue un acontecimiento social.

El cortejo nupcial salió de la residencia de la prometida, la misma casa donde estuvo por años la Librería Alemana, y donde antes vivía doña Juana López de Zelaya, la madre de don Santos.

El matrimonio trajo como consecuencia el acercamiento de un grupo granadino al régimen imperante y la formación de los famosos monopolios, uno de los motivos que tuvo la oposición al régimen para levantar la bandera de la rebelión contra el gobernante que durante 17 años rigió los destinos de Nicaragua.

Y surgieron entonces los monopolios del aguardiente y del tabaco, cuyas oficinas estaban, la del aguardiente, en la casa de dos pisos donde hoy está el almacén Kellerman, pero cuya construcción era distinta, aunque tenía dos pisos.

Era propiedad del doctor Luciano Gómez, omnipotente personaje de la época; las oficinas del monopolio del tabaco estaban sobre la calle de Candelaria, en la casa que creo hoy es de la propiedad del doctor Emilio Álvarez Lejarza.

Desde luego que dichos monopolios fueron motivo para el enriquecimiento personal de los monopolistas, entre los que figuraban el señor Pasos y los demás “probonos” granadinos y adictos a Zelaya.

Pero hay que ser justos, si ese reducido grupo de granadinos con fines comerciales y aprovechando el matrimonio de unos de los suyos con una hija del general Zelaya, fue el creador de los monopolios en Nicaragua, monopolios que cada día tomaban mayor auge, apoyados por los jerarcas de la nación, el resto de los granadinos, la mayoría con don Diego, don Salvador y el general Emiliano Chamorro, siguieron levantando la bandera de la rebelión, hasta que lograron el derrocamiento del régimen imperante.

Fue en la Costa Atlántica, donde los monopolios causaron mayores daños en la economía de la región y por eso esa zona, fue campo propicio para los revolucionarios. Allí halló eco su propósito y lograron convencer al entonces Jefe Político y de la confianza de gobernante, para la insurrección.